Juana de Arco

Image6065 Juana de Arco

La Doncella de Orleáns, supuesta campesina analfabeta que a los 17 años encabezó los ejércitos de Francia contra los invasores ingleses y sus aliados borgoñones, fue una de las muchísimas víctimas de las alianzas entre la Iglesia Católica, los poderes terrenales y las intrigas inescrupulosas –nada ha cambiado– en las altas esferas. Mucha tinta ha corrido para contar sus hazañas bélicas y sus dudosos milagros, predicciones y arrobamientos, y están hiperdocumentados el largo y amargo purgatorio que empezó a vivir cuando cayó prisionera de Lionel de la Vandonne, el Bastardo, y su su ir y venir entre mercenarios, nobles, inquisidores y guardias bastos, siempre acosada por sus hábitos de travesti, comprada y vendida, encadenada de pies y manos, posiblemente violada, acusada de hereje y bruja, obligada a la abjuración y quemada en la Plaza del Viejo Mercado, en Ruán, la mañana del 30 de mayo (fecha en la que se le honra actualmente) de 1432. Cinco siglos más tarde, en 1920, El Vaticano la canonizó y la proclamó santa patrona de Francia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s